Mañana empezamos de nuevo con período de prueba supervisado.

Esta vez jugó Traumatología en el Hospital Clínico Universitario de Santiago, y de nuevo en el turno de mañana.

Regreso al madrugón, despertar pacientes que fueron tranquilamente durmiendo, vuelve a tener todos los signos vitales y por haber sido, volver a la mañana analítica…

Y también espero aprender mucho de las fracturas y dislocaciones, de clavos y placas metálicas, de curas, de prótesis y mucho más.

Y, sobre todo,, espero ser la altura de lo que se espera de nosotros y poder llevar una nota decente y estoy de acuerdo con el rendimiento dado.

Sen olvidarse, sobre todo, do mayor premio que conseguimos, que é a curación dos pacientes e o seu agradecemento polo noso esforzo 🙂